Cuarto Acto


La muerte en el arte
mayo 15, 2009, 9:14 am
Filed under: Arte | Etiquetas: , ,

 

 

guadaña

 

Si miramos des de las encuestas que se realizan des de los medios de comunicación, la preocupación por la muerte siempre figura como uno de los temas predominantes en la sociedad. La certeza de que el paso por el mundo es efímero, ha hecho que el hombre siempre este obsesionado con la muerte, tanto es así que ya desde tiempos remotos se ha manifestado esta preocupación mediante ritos y símbolos. 

 

La representación de la muerte siempre ha estado ligada con el arte. Las primeras representaciones de arte en la historia los encontramos con motivos funerarios como son los menhir y los dolmen. En el arte levantino prehistórico encontramos otras muestras, como hombres yacientes en el suelo con flechas clavadas o imagenes que representan ejecuciones. Con la evolución de la sociedad también evolucionava el arte, pero la muerte seguia siendo uno de los temas más recurrentes. Entre las obras más distinguidas de la historia del arte, encontramos un gran número que está de alguna manera relacionada directamente con la defunción. En la época clásica podemos ver, por ejemplo, edificios majestuosos que su función era dar honor a los dioses para ser protegidos de la muerte. A la vez nos han dejado grandilocuentes esculturas que representaban crueles maneras de fallecer narradas por la mitología, como la imagen de unas serpientes devorando a Laocoonte y a sus hijos. La importancia de la muerte en el arte y la vida del antiguo Egipto es manifiesta.  El arte siempre ha ido unido a la religión y de hecho, la representación de la muerte de Cristo ha sido de gran inspiración para artistas de todos los tiempos. Todas las religiones han dado alguna solución al problema de la muerte. La mayor parte de ellas no se avienen a aceptar la muerte como un simple proceso biológico o bien la cesación de todo proceso; debe explicarse su significado en la vida. 

 

laocont

 

Es posible que no existan representaciones tan crudas del morir (y del vivir) como las barrocas y sobre todo las del barroco español. Lo común en ellas es su obsesión por los descarnados vivientes y por el tiempo. El artista barroco trata de representar la brevedad de la vida, su caducidad, la vana esperanza de la eternidad en este mundo material. 

 

Con el siglo XX la muerte ha tomado una variante más social. Esto lo podemos ver en las obras de Goya, dónde se nos expone ejecuciones, o en el famoso Guernica de Picasso.

 

 

20051223230352-gernika

 

goya_shootingmay3


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: