Cuarto Acto


La ética cultural
marzo 28, 2009, 6:41 pm
Filed under: Crítica | Etiquetas: , ,

La era de la comunicación ha llegado a su momento más devastador con la avalancha informativa en la que vivimos. Hoy en día vivir en cultura significa cada vez más convivir con los medios de comunicación. Lo que antes era un lujo al alcance de pocos, ahora es un derecho: el derecho a ser informado. Vivimos en una era en la que parece que se han perdido los tabúes del pasado. Continuamente los informativos emiten con integridad imagenes chocantes y duras. Esta libertad de expresión se refleja también en la gran variedad de conflictos y temas que los medios abarcan. Es paradójico, pero, ver como del mismo modo que los medios se abren en contenido; siguen cerrados en lenguaje. 

 

Las noticias, sobretodo en el caso de la prensa, como cualquier producto tiene que pasar su propio control de calidad. Cada medio tiene su manera de efectuar el control mediante los libros de estilo, pero hay unas normas comunes para todas las empresas. Como  pueden ver, he mencionado dos palabras clave: producto y empresa. Si señores, los medios son una empresa, buscan hacer negocio mediante un producto: la información. Como negocio tiene que procurar tener satisfechos a sus compradores, accionistas y sectores de presión. Es por eso que, aunque el abanico de apertura en contenido sea cada vez más rico, el lenguaje sigue siendo sometido a vetos. Es, como claro ejemplo, el caso de los eufemismos. Eufemismo es esa popular manera que tienen los gobiernos y los medios de disfrazar los hechos con palabras para adornar algo que pueda parecer ofensivo. Pero dejen-me decir que se trata tan solo de algo absurdo que debería de erradicarse por completo. No digo que se deba insultar por doquier y disfemar, pero no encuentro que nadie se deba de ofender por decir que Obama es un hombre negro o nacido en Hawaii. ¿Por qué decir hombre de color? ¿De que color? Esta ambigüedad podría ser incluso más ofensiva. Además es un atentado contra la integración de las personas en la sociedad. Se habla abiertamente de la prostitución, una de las profesiones más antiguas de las civilizaciones. Entonces, ¿Por qué nos empeñamos en decir mujeres de compañía? La finalidad de la prostitución, dudo que sea acompañar al cliente a ningún lado. Hablemos en plata, no demos rodeos creando incertidumbres. Sabemos de sobra que el gobierno es el lobbie más importante para los medios, que utilizan el lenguaje como un arma de doble filo. Utilizan los eufemismos a favor de intereses gubernamentales para informar de asuntos de gravedad, como la guerra y los bombardeos ¿o debería decir la intervención militar y las incursiones aéreas? Sin embargo, cuando quieren hablar de manifestaciones o pirateria, sacar las uñas y las palabras más duras del léxico español.  

 

No debemos dejar que la prensa forme parte de este capitalismo en el que vivimos. La libertad de expresion debe ser sin presión política ni economica. 


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: